BODA TAIJITU

La Boda Taijitu como su nombre indica, tenía una decoración basada en el equilibrio del yin y el yang, entre los colores blanco, negro, rojo y verde. Se buscaba huir de los tópicos pero transmitiendo la sensibilidad y el equilibrio que personificaban la pareja protagonista. 

El verde era el color que, obviamente, predominaba en la finca, por lo que la decoración debía basarse en los tres restantes

<brLa alfombra jugaba con los colores blanco y negro para resaltar a una novia que llegaría espectacular vestida de rojo.

La alfombra jugaba con los colores blanco y negro para resaltar a una novia que llegaría espectacular vestida de rojo.

El rojo debía, por supuesto, estar presente en las flores del altar, símbolo del amor, sobre un fondo blanco que aportaba luz.

El rojo debía, por supuesto, estar presente en las flores del altar, símbolo del amor, sobre un fondo blanco que aportaba luz.

Taijitu 6

Toda la finca se usa para acompañar, unos farolillos esparcidos por el monte alrededor de la ceremonia, o unos lazos colgando desde el carvallo o las raíces que enmarcan la zona, hace que cada rincón sea `partícipe de la emoción de ese día

Taijitu 8

La bouvardia, sencilla y elegante, sin más… un ramo perfecto y en sintonía con la personalidad de la novia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies