Subirnos a los “tacones”

Posted | 1 comment

Caminar con zapatos de tacón suele ser un martirio para la mayoría de las mujeres, pero ya sabemos el dicho “para presumir hay que sufrir” y es indudable que cuando vamos a una boda o un evento en el que se exige una etiqueta, el tacón es indispensable.

Cuando nos “subimos” a esos zapatos que acabamos de comprar y nos miramos en el espejo notamos que nuestra figura se estiliza y que el vestido que hemos elegido nos sienta mejor, pero automáticamente pensamos en el sufrimiento que vamos a padecer durante todo el tiempo que los llevemos puestos.
Aquí van algunos consejos que te pueden ayudar.

  • Lo primero es elegir los tacones según nuestra figura.
  • No nos empeñemos en llevar unos tacones demasiado altos y finos si estamos rellenitas, eso hará que no controles bien el equilibrio.
  • Procura practicar en casa unos días antes de que llegue el día de estrenarlos.
  • El tacón fino (o tacón aguja), es ideal para la noche y para verte más sexy. Logran estilizar las piernas de manera magistral, e incluso afinan los tobillos anchos.
  • Mucho cuidado con los resbalones. Cuando los zapatos son nuevos la suela tiene tendencia a deslizarse con facilidad. Un consejo es rayar con una tijera o una lija para que quede rugoso y así evitar los resbalones.
  • Aplica sprays anti-fricción en el talón y en la punta
  • Las almohadillas acolchadas alivian mucho la presión.
  • Nunca compres un número más del que te corresponde, ya que el pie se deslizaría hacia adelante y te provocaría dolor en los dedos.
  • Procura hidratar bien los pies, eso ayudará a que se acomoden mejor.

He leido un truco que no se si es efectivo. Os ruego que me conteis el resultado si lo probais. Yo lo haré este fin de semana.

Es muy simple, lo que tienes que hacer es unir con cinta el tercer y cuarto dedo del pie. La conclusión, según dicen es que sirve para aliviar el dolor que se produce en el truco-dolor-piesmetatarso. Existe un nervio que divide en dos justo entre esos dedos del pie, el cual causa el dolor. Gracias a esta acción de juntar los dedos quitas presión sobre el nervio

 

Y aunque hay mucho más consejos quedémonos con la frase de Christian Louboutin, “los tacones son un doloroso placer”
Y por último pasemos a el plan B: llevar unos zapatos de repuesto en el bolso, un truco que nunca falla.”

One Comment

  1. Que buena idea!!! lo probaré

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies